Volver Enviar Imprimir

Concepción, Chile, Viernes 16 de abril de 2010

tristeza por muerte de petronio romo

Se calló el hombre de las mil voces

A los 86 años dejó de existir un locutor emblemático, la inolvidable voz radial de los 80'. "Urgente: el diario de Cooperativa está llamando".

En los estudios de radio Bío Bío en Concepción aún recuerdan las geniales salidas de Petronio Romo. "Siempre decía que un locutor debe saber improvisar. Varias veces le prendió fuego a los libretos de sus compañeros en el set o se los mojaba distorsionando las letras. De este modo, no les quedaba otra que improvisar".

La palabras son de Salvador Schwartzmann, actual director de prensa de la emisora en nuestra ciudad, quien conoció de cerca a Don Petronio. "Desde que ingresé a esta radio en 1978. Además, creo que él fue de los pocos hombres verdaderamente apasionados por este medio", dice.

Por ello la tristeza que confiesa Schwartzmann por el fallecimiento de Romo a los 86 años, el miércoles, en Santiago, producto de complicaciones derivadas de una larga diabetes.

LOCUTOR DE LUJO

Sintonizando la vida de Petronio Romo Stewart, hay hechos que son claves y que marcaron su futuro tras el micrófono. El más significativo, quizás, fue cuando se vino a vivir con su madre a Concepción. No iba a pasar mucho tiempo para que entablara amistad con Nibaldo Mosciatti, la que sería por siempre. Tampoco iba a pasar mucho tiempo para que ingresara como locutor en radio Cóndor, en 1945. Recién cumpliendo 21 años, Petronio Romo sellaba así su futuro laboral en radio, medio en el cual llegaría a ganaría prestigio a nivel hispanoamericano.

"Era considerado como uno de los mejores, lejos. En España no podían creer que en Chile tuviéramos un locutor de este calibre", recuerda Ismael Muñoz, director de radio Doña Inés FM, quien también compartió varias horas fuera del set con quien le diera tono a las "Breve notas".

CREATIVIDAD Y DEVOCIÓN

Una de las relaciones más emblemáticas de las ondas sonoras, fue la de Romo y Silvia Moreno, popularmente conocida como "Silvia Brown", con quien se casó en segundas nupcias, compartiendo labores en radio Corporación, en Santiago, durante la década de los 50. También trabajaron juntos en la Nuevo Mundo, especialmente en la escritura de libretos.

Sin embargo, la voz de Romo nació en Concepción -por ello que algunos lo consideran penquista- marcando la pauta siempre con dosis de gran originalidad. "Efectivamente empezó acá. Después de estar en Cóndor, fue voz de radio Simón Bolívar, que era de importancia, y luego emigra a Santiago", indicó Salvador Schwartzmann.

Fue en la capital donde Romo empezó a ganar fama. Aún son recordados sus pasos por emisoras como Nuevo Mundo, Corporación, Magallanes y Cooperativa, entre otras. Sin embargo, faltaba un nuevo paso, uno que iba a dar con su amigo Nibaldo Mosciatti, quien lo llamó para ser parte de radio El Carbón de Lota, en 1959, la génesis de lo que sería la llamada Cadena Tricolor de Emisoras, formada por las radios El Carbón, Talcahuano y Bío Bío, desde 1965.

Fue en esta última donde Petronio Romo desarrolló lo que podemos definir como la parte más original de su carrera en el dial. Hasta el día de hoy son muchos los que se acuerdan del Profesor Rosamel, personaje que alcanzó gran sintonía en la zona. "Era un yerbatero que se dedicaba a recomendar distintos tipos de yerbas, contando para qué servían", contó Schwartzmann respecto a este espacio matutino.

"Reportero policial" hizo escuela en el medio, sacando a relucir las capacidades histriónicas de Romo frente al micrófono.

"Allí hacía todos los personajes, eran una especie de radioteatros breves. Cuando lo escuchabas de verdad pensabas que hablaban varias personas, pero era él quien hacía todas las voces", destacó.

"Su creatividad era increíble, como también el cariño y devoción que sentía por la radio", sostuvo emocionado Schwartzmann.

Volver Subir

Portada | Cronica |Economia | Nacional | Deportes | Espectaculos | Internacional | Tendencias | Sociedad | Opinion y Lectores | clasificados | suscripciones | club de lectores

© Todos los derechos reservados para Diario El Sur S.A.