Volver Enviar Imprimir

Concepción, Chile, Domingo 01 de noviembre de 2009

parte 3: serie para valorar el arte de las tablas locales

Añoranzas del teatro local: su historia y los personajes

En 1885 se encargó al arquitecto Juan Eduardo Fehrman los planos de un Teatro para Concepción.

La Municipalidad de Concepción, en acuerdo de fecha 29 de diciembre de 1884, resolvió autorizar la venta de dos sitios de la referencia a la Sociedad Anónima Teatro Concepción en el precio de 10 mil pesos, pero no cancelados en efectivo, sino que tomando el referido precio en equivalente a 20 acciones de la Sociedad Anónima.

Acordó también que para el caso que no se realice la construcción del teatro, el contrato quedará rescindido y el sitio volverá a su propiedad municipal, sin gravamen alguno para la corporación. Este acuerdo fue aprobado por resolución de fecha 15 de enero de 1885.

Entonces en 1885, se encargó la confección de los planos al arquitecto chileno, formado en Alemania, don Juan Eduardo Fehrman, el mismo que construyera el Palacio Cousiño en Lota, en su primera versión; y el Teatro Victoria de Valparaíso (obra que se hizo por un valor de $ 25.000). Además, construyó la elegante mansión del Dr. Aichel ubicada en O'Higgins esquina Lincoyán, donde años después estuvo el Club Alemán y el Conservador de Bienes Raíces.

Otra de sus obras fue el antiguo edificio de la Casa Gleisner, destruido por un voraz incendio. En Pedro de Valdivia tuvo que ver con el Castillo Sofita y la Quinta Sofía, ambas destruidas en el terremoto de 1939. Es de interés histórico y anecdótico consignar que don Juan Eduardo Fehrman, años más tarde, sería suegro del presidente de la República, J. Esteban Montero.

El constructor encargado de la obra del Teatro fue el experto alemán R. Weber. En cuanto a la decoración, ésta correspondió al artista francés Pierre Layland, quien fuera el autor de las célebres cariátides que adornaban los palcos y las localidades de anfiteatros, así como el cuadro alegórico y decorativo en la bóveda del cielo del teatro.

LA ILUMINACIÓN

Una hermosa, monumental y artística araña de bronce patinado que colgaba desde el cielo en el centro de la sala, iluminaba, en sus comienzos, por medio del gas alumbrado y más tarde con electricidad. A ambos lados del proscenio, hermosas luces, así como en los palcos y en el anfiteatro (balcón), siendo las de la galería más sencillas. Las candilejas, el juego de luces, todo daba una perfecta iluminación.

El foyer de una elegancia sobria e impresionante lucía sendos espejos monumentales, biselados en marcos de bronce y una hermosa lámpara central de lágrimas de cristal de bacarat, la que actualmente se encuentra en la escala principal del Club Concepción.

Como el foyer se encontraba en un plano más bajo que el piso de la platea, entonces se llegaba a ella por medio de una lujosa escala de mármol, recordando en pequeño la escala en herradun de Fontainebleau provista de pasamanos de bronce del más refinado gusto.

La ropería presentaba sendas perchas y los servicios higiénicos impresionaban por su fino mármol de Carrara. La tramoya, el proscenio y la acústica fueron obra del especialista italiano J. Ansaldo. La construcción se inició en mayo de 1885. A comienzos de 1889 estaba casi listo y sólo restaban instalaciones para habilitarlo.

Para resumir esta descripción diremos que el Teatro era una obra de arte de clásica arquitectura francesa del siglo XIX con un parecido al teatro de la Ópera de París dotado de una perfecta acústica,

Volver Subir

Portada | Cronica |Economia | Nacional | Deportes | Espectaculos | Internacional | Tendencias | Sociedad | Opinion y Lectores | clasificados | suscripciones | club de lectores

© Todos los derechos reservados para Diario El Sur S.A.